sábado, 5 de diciembre de 2009


El ser capaz de pedir perdón a un hijo cuando uno se excede es algo que crea un vinculo muy fuerte.
Es frecuente que despues de pedir disculpas exista una conexión muy saludable con los hijos.Además,cuando se ha restablecido la calma,es un buen momento,para tratar y repasar lo sucedido y buscar formas de evitarlo la "proxima vez" que ocurra.

Bienvenido a esta tu casa

Datos personales

Archivo del blog

PRECIOSO ROXANA

PRECIOSO ROXANA
MUCHAS GRACIAS

GRACIAS ROXANA

GRACIAS ROXANA
DE MI AMOR ERIC TE QUIERO

gracias a mi familia

gracias a mi familia
me han dejado sin palabras