miércoles, 11 de marzo de 2009

COMO HABLAR PARA QUE SUS HIJOS LE ESCUCHEN V

Es curioso.Cuando apremiamos a un niño a desechar un mal sentimiento,aunque lo hagamos amablemente,parece que aumentamos su aflicción.

-Se ha muerto mi tortuga.esta mañana estaba viva.
-No te disgustes tanto cariño.No llores.Sólo era una tortuga.
-¡BUAA BUA!
-Basta ya!Te comprare otra tortuga.
-No quiero ninguna otra!
-Eres una insensata.

En vez de negar el sentimiento,dar nombre a ese sentimiento.

-Se ha muerto mi tortuga.esta mañana estaba viva.
-Vaya por Dios,qué disgusto!.Perder a un amigo puede ser muy doloroso
-Era mi amiga.Le enseñé a hacer algunos trucos.
-Sí,os divertíais mucho juntas.
-Le daba de comer todos los dias.
-Realmente querías mucho a esa tortuga.

Los padres no solemos adoptar este tipo de actitud porque tememos que,al dar expresión al sentimiento,no haran más que empeorarlo.Lo que ocurre es justamente lo contrario.Cuando escuchan las palabras que definen lo que están experimentando,el niño recibe un hondo consuelo.Alguien ha reconocido su vivencia interior.

Bienvenido a esta tu casa

Datos personales

Archivo del blog

PRECIOSO ROXANA

PRECIOSO ROXANA
MUCHAS GRACIAS

GRACIAS ROXANA

GRACIAS ROXANA
DE MI AMOR ERIC TE QUIERO

gracias a mi familia

gracias a mi familia
me han dejado sin palabras