viernes, 31 de octubre de 2008

DE EXCURSION AL OCEANOGRAFICO




videoA ver si adivinais quien esta mas emocionado/a.Fue un dia maravilloso!Lo que mas me gusto?los delfines(aparte de estar con mi familia) aunque eche de menos a mi niño Aaron(Que estaba trabajando)mi niño!! tiene 19 años,pero para las madres siempre seran nuestros niños¿verdad?

sábado, 25 de octubre de 2008

viernes, 24 de octubre de 2008

QUIEN DICE QUE ES MALO COGER A LOS NIÑOS EN BRAZOS?




La insistencia social y en algunos casos las sugerencias médicas y psicológicas que insisten en que las madres nos separemos de los bebés, desactiva la lactancia. Posiblemente la situación que más depreda y devasta la confianza que las madres tenemos en nuestros propios recursos internos, es esta creencia de que los bebés se van a malacostrumbrar si pasan demasiado tiempo en nuestros brazos. La separación física a la que nos sometemos como díada entorpece la fluidez de la lactancia. Los bebés occidentales duermen en los moisés o en los cochecitos o en sus cunas demasiadas horas. Esta conducta sencillamente atenta contra la lactancia. Porque dar de mamar es una actividad corporal y energética constante. Es como un río que no puede parar de fluir: si lo bloqueamos, desvía su caudal.

Contrariamente a lo que se supone, los bebés deberían ser cargados por sus madres todo el tiempo, incluso y sobre todo cuando duermen. Porque se alimentan también de calor, brazos, ternura, contacto corporal, olor, ritmo cardíaco, transpiración y perfume. La leche fluye si el cuerpo está permanentemente disponible. La lactancia no es un tema aparte. O estamos madre y bebé compenetrados, fusionados y entremezclados, o no lo estamos. Por eso, dar de mamar equivale a tener al bebé a upa, todo el tiempo que sea posible. No hay motivos para separar al bebé de nuestro cuerpo, salvo para cumplir con poquísimas necesidades personales. La lactancia es cuerpo, es silencio, es conexión con el submundo invisible, es fusión emocional, es entrega.

Dar de mamar es posible si dejamos de atender las reglas, los horarios, las indicaciones lógicas y si estamos dispuestas a sumergirnos en este tiempo sin tiempo ni formas ni bordes. También si nos despojamos de tantas sillitas, cochecitos y mueblería infantil, ya que un pañuelo atado a nuestro cuerpo es suficiente para ayudar a los brazos y las espaldas cansadas. Incluso si trabajamos, incluso si hay horas durante el día en que no tenemos la opción de permanecer con nuestros bebés, tenemos la posibilidad de cargarlos en brazos todo el tiempo que estemos en contacto con ellos.


jueves, 23 de octubre de 2008

UNA BUENA AYUDA



Hace unos tres años una buena amiga mia m regalo un libro ella se llama Belen ,el libro como hablar para que sus hijos le escuchen y como escuchar para que sus hijos le hablen www.ediciones-medici.es sabe muy bien que m encanta aprender y es un buen libro, bueno como dicen las autoras es un manual estas son sus palabras escritas en carta a los lectores y dice así :Querido lector:Nunca hubo nada mas lejos de nuestra mente que escribir un manual de tacticas de comunicacion para los padres.las relaciones entre padres e hijos son una cuestion muy personal e intima(tras comentar los motivos y lo que hicieron durante años y contar que los padres les pedian ayuda y que recibian muchisima correspondencia ...sigue así)...aquella carta fue el detonante.Empezamos a pensar de nuevo en la posibilidad de escribir un libro que mostrase el qué y cómo. Cuanto más la discutiamos,mas nos reconciliabamos con la idea.¿Porque no hacer un libro tipo<manual> con ejercicios de distinto orden para que los padres aprendiesen por si mismos las tacticas que querian conocer?¿porque no hacer un libro con centenares de ejemplos en forma de dialogos utiles para que los padres pudieran adaptar este nuevo lenguaje a su estilo personal? .El libro debia presentar asimismo viñetas ilustradas que mostrasen los metodos en accion, De tal modo que el padre acuciado pudiera mirar una imagen y dar un curso de repaso instantaneo.queriamos personalizar el trabajo.Hablariamos de nuestras propias experiencias,responderiamos a las preguntas que se formulan con mas frecuencia,e incluiriamos las historias y los nuevos planteamientos que los padres de nuestros grupos nos habian expuesto en los ultimos seis años.Pero,lo mas importante,nunca perderiamos de vista el objetivo global:la busqueda constante de metodos que afirmen la dignidad y la humanidad tanto de los padres como de los hijos.una vez tomada la decision,empezamos a escribir rapidamente.Adele Faber y Elaine Mazlish. Que mas puedo deciros,pues que si teneis hijos es un muy buen libro ,mejor dicho ,manual para leer.Seguro que os sera de gran ayuda .Aqui teneis una cadena de bruchifú para que os distraigais en los ratos libres./

miércoles, 22 de octubre de 2008

martes, 21 de octubre de 2008

ANIMAROS A DAR A VUESTROS HIJOS ALIMENTACION NATURAL




Dar lactancia materna a tu bebé incluso sólo por un día es el mejor regalo que puedes darle. La lactancia materna es casi siempre la mejor opción para tu bebé. Si en este preciso instante no te parece que sea la mejor opción para ti, tal vez estas guías puedan ayudarte.

SI AMAMANTAS A TU BEBE SÓLO POR UNOS POCOS DÍAS, él recibirá tu calostro, o primera leche, con esto le proveerás de anticuerpos y del alimento que su cuerpo “recién estrenado” espera y para el que está preparado, amamantarlo da a tu bebé su primera – y la más sencilla – “inmunización” y lo ayudará a que su sistema digestivo funcione sin problemas. La lactancia es lo que tu bebé espera al comienzo de su vida y ayuda a tu cuerpo a recuperarse tras el nacimiento del bebé. ¿Por qué no usar tu tiempo en el hospital para preparar a tu bebé a la vida a través del regalo de la lactancia?

SI AMAMANTAS A TU BEBÉ DE CUATRO A SEIS SEMANAS, le habrás facilitado la parte más crítica de su infancia. Los recién nacidos que no son amamantados están más predispuestos a ponerse enfermos o ser hospitalizados, y tienen muchos más problemas digestivos que aquellos bebés alimentos con leche materna. Transcurrido un periodo de 4 a 6 semanas, tú ya te habrás dado cuenta también de los aspectos que conlleva la lactancia. Plantéate una meta seria de amamantar por un mes, llama a La Liga de La Leche o a un especialista en lactancia si tienes cualquier duda, y estarás en una mejor posición para decidir si el continuar con la lactancia materna es algo para ti.

SI AMAMANTAS A TU BEBE DE 3 A 4 MESES, su sistema digestivo habrá madurado mucho, y estará mucho mejor preparado para tolerar las sustancias externas de las fórmulas comerciales. Si hay antecedentes familiares de alergias, reducirás enormemente este riesgo esperando unos pocos meses antes de añadir cualquier otro alimento a su dieta de leche materna. Y no dándole otra cosa, aparte de tu leche, durante los primeros 4 meses le darás una gran protección contra las infecciones de oído por todo un año.

SI AMANMANTAS A TU BEBE POR 6 MESES, estará mucho menos predispuesto a sufrir reacciones alérgicas a la leche de fórmula u otros alimentos. En este punto, tanto si decides destetar como si no, su cuerpo está probablemente preparado para tomar otros alimentos. Amamantar durante al menos 6 meses ayuda a asegurar una mejor salud a lo largo del primer año de vida de tu bebé, y reduce tu propio riesgo de cáncer de mama. Amamantar por 6 meses o más puede reducir enormemente el riesgo de tu pequeño de contraer infecciones de oído y de los cánceres de la infancia. La lactancia materna exclusiva, con tomas frecuentes, durante los primeros 6 meses, y si no te ha vuelto el periodo, es un método anticonceptivo 98% eficaz.

SI AMAMANTAS A TU BEBE DURANTE 9 MESES tu ya habrás visto como, por medio del alimento designado para él – tu leche- se ha producido el desarrollo más rápido y más importante de su cuerpo y su cerebro que se producirá en toda su vida. Incluso puedes haber notado que él está más alerta y más activo que otros bebés que no tuvieron el beneficio de la leche de su madre. Destetar puede ser más fácil a esta edad … pero ¡así es la lactancia! Si quieres evitar destetar tan temprano, estate segura de que tu estás dispuesta para amamantar no sólo como alimento sino también como consuelo.

SI AMANMANTAS A TU BEBE DURANTE UN AÑO, puedes evitar el gasto y las incomodidades de la leche de fórmula. Su cuerpo de un año puede probablemente tomar ya la mayoría de las comidas de mayores de las que tu familia disfruta. Muchos de los beneficios de salud que este año de lactancia ha dado a tu hijo permanecerán durante toda su vida. Por ejemplo, él tendrá un sistema inmune mucho más fuerte, y será mucho menos probable que necesite ortodoncia o logopedas. La Academia Americana de Pediatría recomienda la lactancia por al menos un año, con el fin de asegurar una nutrición y salud normales a tu bebé.

SI AMAMANTAS A TU BEBE DURANTE 18 MESES: habrás continuado proporcionándole tanto una nutrición regular como protección frente a enfermedades en un periodo en que éstas son comunes en otros bebés. Probablemente tu bebé, habrá empezado bien con las comidas de mayores también. Él habrá tenido tiempo para formar un fuete vínculo contigo: un saludable punto de partida para su creciente independencia. Y tu bebé es lo suficientemente mayor como para que él y tu podáis trabajar juntos en el proceso de destete, a un ritmo que él pueda tolerar. Un antiguo cirujano estadounidense dijo “es un bebé afortunado… el que llega a ser amantado hasta los 2 años”.

SI TU HIJO SE DESTETA CUANDO ESTÉ PREPARADO PARA ELLO, puedes sentirte segura de que has satisfecho las necesidades físicas y emocionales de tu bebé, de un modo normal y saludable. En las culturas en las que no hay presión para destetar, los niños tienden a tomar el pecho durante al menos 2 años. La OMS y la UNICEF recomiendan encarecidamente la lactancia materna durante la primera infancia “La leche materna es una importante fuente de energías y proteínas, y ayuda a proteger contra las enfermedades durante el segundo año de vida del bebé.” Nuestra biología parece adaptada a un destete entre los 2 años y medio y los 7 años, y lo que tiene sentido es construir los huesos de nuestros niños con la leche que fue diseñada para construirlos.

Tu leche proporciona anticuerpos y otras sustancias protectoras durante el tiempo que tú continuas amamantando, y las familias con niños amamantados con frecuencia ven que sus facturas médicas son más bajas que las de sus vecinos. Las madres que han hecho una lactancia prolongada tienen un riesgo menor de desarrollar cáncer de mama. Los niños que han tenido una lactancia prolongada tienden a ser muy seguros, y tienen menos tendencia a chuparse el dedo o a llevar una mantita.

La lactancia puede facilitaros a ambos a sobrellevar las lágrimas, rabietas, y pataletas que llegan con la primera infancia, y ayudaros a que las enfermedades sean más llevaderas. No te preocupes sobre que tu bebé vaya estar siendo amamantado para siempre. Todos los niños lo dejan voluntariamente, no importa lo que hagas, y hay muchos mas niños amantándose alrededor tuyo de los que tú crees.

Tanto si tú amamantas durante un día como por varios años, la decisión de amamantar a tu hijo es algo de lo que nunca sentirás la necesidad de arrepentirte. Y cuando sea que se produzca el destete, recuerda que es un gran paso para vosotros dos. Si decides destetar antes de que tu hijo esté preparado, asegúrate de hacerlo gradualmente y con amor.

Bienvenido a esta tu casa

Datos personales

Archivo del blog

PRECIOSO ROXANA

PRECIOSO ROXANA
MUCHAS GRACIAS

GRACIAS ROXANA

GRACIAS ROXANA
DE MI AMOR ERIC TE QUIERO

gracias a mi familia

gracias a mi familia
me han dejado sin palabras